El BOA y el Golpe Blando

El BOA y el Golpe Blando

Gatús Disonante

Por Isidro Ibarra

l mundo dio un salto. Seguramente brincará bardas. Otras las tumbará. La oligarquía lo sabía, las personas empujaban la revolución. Por ello, la prisa de buscar un nuevo orden mundial que les permitiera seguir ejerciendo la dominación terrible de otros seres humanos.  Ante lo que la manipulación a gran escala que llevó a cabo los poderosos, los dueños de los gigantes corporativos financieros, la base social no aguanta más presión. En México han sido ochenta años de abusos, injusticias, discriminación y saqueo del erario y la destrucción del medio ambiente. La idea única es la concentración de la riqueza en unas cuantas manos y la explotación del ser humano.

La élite ya lo sabía, tal vez la guerra les daría lo necesario para repartirse países y sus riquezas. Sobre todo, el agua. Ahora, el coronavirus y la pandemia se pusieron al mismo nivel de influencia que la globalización. Ya nos dimos por enterados que no existe la clase media y que cada vez se estaba incrementando las estadísticas de los 60 millones de pobres. Para el mal llamado neoliberalismo, significan productos, comprados a precios de burla para mantener la mano de obra y la clientela con las que lograron dominar a punta de garrote, asesinatos, para mantener su visión ególatra y egoísta de los beneficios y privilegios fiscales, aderezados por la imposición de bajos salarios y tráfico de influencia.

Sabemos que la oligarquía mexicana, se comportaba como topo, salían con las sombras y en la oscuridad. Operaban con el PAN y PRI. Por supuesto que con la complicidad de otros partidos que extraviaron su ideología como el PRD, MC, por ejemplo.  Sabemos que la oligarquía maneja medios de comunicación, impresos, digitales, redes sociales, empresas especializadas, cabilderos. En resumen, un gran aparato, lubricado por “la diablura de don dinero”. Ellos compran casi todo. No hay límite. En su mundo no se conocen porque tampoco saben de moral ni de ética. Saben de utilidad. De explotación. De imponer. De silenciar las voces opositoras. 

Nos dio Enrique Peña Nieto, las reformas estructurales y la reforma energética para que la corrupción y la impunidad corriera en una superficie embarrada por el lodo y el fango. Se dieron contratos múltiples, se privatizó todo lo que se pudo. En el cinismo, los funcionarios de alto nivel se vincularon con las empresas internacionales y sin disimular, ni esperar, al dejar el cargo se fueron a trabajar con quienes beneficiaron. La idea, usar el tráfico de influencias hasta que se les cayó su castillo de cristal. Se toparon con la TRANSFORMACIÓN que empuja AMLO. Así que “los pájaros que le tiraron a la escopeta” tendrán que ser castigados y nombrados traidores a la patria.

Por lo pronto, se paró el saqueo, tendrán que pagar impuestos. Tendrán que dejar de contar con los rescates de sus monopolios, oligopolios, por la Hacienda Pública. Los intelectuales “liberales”, opinadores, dueños de medios, los corporativos financieros, tendrán que descubrir de manera dolorosa, el sosiego, porque el pueblo defenderá al pueblo. Aunque la oposición se burle de la denuncia hecha por ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR sobre el BOA, los ciudadanos que apoyamos el cambio sabemos que no existe un planteamiento serio de la oposición. No lo pueden hacer porque están sin calidad moral y ni que hablar de la ética, no sé ve su luz. No tienen alternativas. Su estrategia es el odio, el desprecio, el insulto, la provocación. Por eso, ya sabemos lo que significa el BOA, una estrategia de golpe de Estado no nada más blando, lo será violento, en la medida que los alcance la falta de juicio y por fin les arribe en su cabeza la locura.  Hoy el Coronavirus nos hizo revalorar nuestra propia existencia. Lo que vale la pena. La vida y el medio ambiente. Lo que significa volver a ser comunidad para darle forma a la nueva convivencia social en la que estamos. Es hora del salto cuántico, nadie lo puede parar. Oligarquía o patria. No hay disyuntiva para millones y millones de mexicanos

Deja un comentario

Cerrar menú