NI «CORTÉS» NI TAMPOCO «YAQUI»: ¡SÓLO CALIFORNIA!

NI «CORTÉS» NI TAMPOCO «YAQUI»: ¡SÓLO CALIFORNIA!

Por: Carlos González M.

California viene del latín Californax, «horno caliente» ¡y vaya que el nombre define con exactitud la característica climática de esta región del planeta tierra!
Esa «gran porción de mar que se interna en la tierra entre dos cabos», según la definición del diccionario Océano, y que compartimos Baja California Sur, Baja California, Sonora y Sinaloa, se llama Golfo de California desde hace mucho, mucho.

¿Cuánto? mucho más tiempo que el término «Cortés» y no se diga aquello de «Yaqui» que es sólo la ocurrencia oportunista de un diputado de Sonora que no merece mayor atención.

No así «Mar de Cortés» porque aquí si hay «mar de fondo».

Consulté 22 atlas de México de diferentes editoriales, cinco libros de texto de geografía e historia de cuando estudié la preparatoria y también varios mapamundis de aquellos años. En todos ellos aparece el nombre de Golfo de California. Ningún otro.

Sin tener la certeza total si podría afirmar que Golfo de Cortés es un término que es autoría de empresas y agencias de publicidad vinculadas a la actividad turística y a quienes poco les importa respetar tradiciones y la historia de los pueblos: un ejemplo reciente lo tenemos con los extranjeros avecindados en La Paz, en la delegación de Los Planes en donde por sus pistolas decidieron cambiar la denominación de Ensenada de Muertos por Bahía de los Sueños…

Fue los años ochenta del siglo pasado con el crecimiento explosivo del turismo estadounidense en la media península cuando recuerdo que comencé a escuchar mar de Cortés, no antes. También recuerdo que ese nombre sustituyó el de Golfo de California en mapas y revistas de empresas turísticas, la mayoría de ellas extranjeras o bien propiedad de mexicanos con mentalidad de colonizador.

A estos ¿Qué les puede importar darle el nombre del conquistador europeo al Golfo de California? Para ellos la historia y las tradiciones de las naciones y los pueblos son solo un estorbo en su actividad mercantilista.

El debate sobre el tema cobra importancia en 2021 y no es gratuito porque coincide con los festejos de la Independencia y con los 200 años de su consumación. También con los 500 años de la caída de la Gran Tenochtitlán.
Los que insisten en cambiar el término de California por el apellido del conquistador son los mismos que siempre han dicho que en 1492 se trató del «encuentro de dos mundos» y están convencidos que los europeos que llegaron enseguida de Cristóbal Colón trajeron «religión y civilización» a esta tierra de «naturales cuasi animales».

En esa misma lógica para ellos se trató del encuentro de dos mundos y no del encontronazo de uno de ellos en contra del otro. ¿Conquista o encuentro sin violencia?

Una reflexión final y para concluir: ¿estarían dispuestos los españoles de hoy a cambiar el nombre de su famosa Costa de Sol por el de Costa de Cuauhtémoc? ¿iba a permitirlo el pueblo español tan aferrado a su pasado y costumbres? ¿verdad que no?

Terminemos con el debate y en honor al Padre de la Patria y a los pueblos originarios que sufrieron el embate y la furia de los conquistadores…eso de «Cortés» ¡ya no más!

Deja un comentario

Cerrar menú