SE ANUNCIA FIN DE LA CORRUPCIÓN ENTRE PRENSA Y GOBIERNO

SE ANUNCIA FIN DE LA CORRUPCIÓN ENTRE PRENSA Y GOBIERNO

Por: Carlos González Muñoz

Víctor Castro Cosío en reunión con periodistas locales advirtió que su gobierno descarta continuar con la compra de lealtades a través del reparto de dinero proveniente de la hacienda pública.

Con el anuncio hecho por el ejecutivo estatal el pasado sábado 18 de septiembre estaría llegando a su fin en Baja California Sur una práctica ancestral y común a todos los gobiernos que le han precedido, conductas corruptas y nada transparentes de por sí pero que con los gobiernos del PAN llegaron a niveles escandalosos e imposibles de ocultar.

Durante los gobiernos de Acción Nacional los medios de comunicación particularmente los digitales se reprodujeron como hongos y la cantidad de estos se disparó sin regulación alguna.

En dicha reunión el ejecutivo estatal también anunció que respetará irrestrictamente la libertad de expresión y de crítica y que el diálogo iniciado con la prensa continuará con la instalación de una mesa de trabajo para conocer con precisión el número de trabajadores dedicados a la comunicación en todo el territorio y encontrar puntos de encuentro para resolver algunos de los problemas que aquejan a este gremio en renglones de salud y vivienda, a través de las instituciones oficiales.

Arrancar de tajo con privilegios y conductas inmorales, así como suprimir prácticas corruptas que se extendieron a lo largo de varias décadas en la relación prensa gobierno no será fácil pero el primer paso se ha dado y coincide con los lineamientos políticos de la Cuarta Transformación de combatir la corrupción en todos los niveles y ámbitos de la vida pública.

Víctor Castro aclaró que el anuncio no significa romper y enfriar los vínculos entre este gremio y su gobierno. Aclaró que los periodistas no quedarán desprotegidos y que «no van a estar solos, sobre todos los que tienen algunas enfermedades» y si bien es cierto no se dio a conocer un proyecto alternativo de relación prensa gobierno que sustituya al anterior esquema basado en la corrupción, sí quedó claro que la compra de lealtades llegó a su fin.

Solamente de recordar la cantidad exorbitante y ofensiva de los recursos públicos invertidos detrás de cada encuesta falsa que colocaba por delante a los candidatos de la alianza conformada por el PAN PRI PRD, durante la reciente campaña electoral; o también volver a leer las notas periodísticas de reporteros convertidos por el poder del dinero en sicarios a sueldo que acusaban a Víctor Castro un día si y otro también de ser casi un come niños.

Con sólo recordar esas columnas periodísticas verdaderas orgías de la calumnia y la difamación esparcidas en páginas y espacios radiofónicos, subproductos de la corrupción, un escalofrío recorre el cuerpo. El mundo de las catacumbas que se resiste a morir. ¡Wacala!

¿De qué les sirvió el dispendio? El pueblo puso finalmente a cada quien en su lugar y ahora los propagandistas y defensores del viejo régimen han quedado huérfanos y necesitados de nueva ubre.

Una época muy larga de corrupción y compra de lealtades falsas está llegando a su fin en Baja California Sur y ojalá el ahorro millonario resultado de la austeridad en el área de comunicación social sea canalizado a fortalecer el único medio público de comunicación con el que contamos las y los sudcalifornianos para reconstruir democráticamente y en un renovado ambiente de libertad y paz social los destruidos y debilitados vínculos y lazos no solo entre pueblo y gobierno sino entre la propia población de los cinco municipios.

Me refiero al Centro Estatal de Radio y Televisión, sumido en el abandono y el olvido de los gobiernos del PAN y en donde si no fuera por el esfuerzo y resistencia cotidianos de sus trabajadores, tal vez ya habría desaparecido del cuadrante.

Pero bien, ya era hora de terminar con el saqueo en comunicación social y sea bienvenida la noticia.

Deja un comentario

Cerrar menú